Campanas de viento o windchime con Kalachacra

$ 54.32

Material: Cobre – Brass

In stock

SKU: CV11121 Category:

Description

La campana de viento o windchime con kalachacra es un típico exponente de la creación artística que existe en el feng shui contemporáneo, todas las partes (excluyendo el hilo donde cuelgan los tubos que es de un material resistente y transparente para que ningún otro elemento le robe atención al metal) son hechas de cobre de primera calidad bañado en oro para darle un terminado refinado y propicio para generar prosperidad financiera. Es pesado, cada detalle expresa un trabajo minucioso de muy buen gusto, los expertos previamente planearon cada fragmento mezclando culturas e ideologías concentrados en enriquecer y favorecer el concepto feng shui; este tipo de artículo feng shui suele ser irremplazable porque son importados y generalmente los hacen en ediciones limitadas.

La primera pieza encierra una increíblemente poderosa fusión de bases culturales diferentes que tiene gran poder de protección contra las fuerzas ocultas (espíritus diabólicos, daños, celos y envidias), ampliamente exaltada con el mantra tallado alrededor del borde. Tiene esculpida por una cara un diseño único de una pagoda de cinco elementos y por la otra el símbolo Kalachacra. La pagoda de cinco elementos es una poderosa cura del elemento metal muy utilizada en la aplicación del feng shui como protección contra la ☆5 amarrilla; su estructura está formada por cinco figuras geométricas y cada parte representa a uno de los cinco elementos, aun siendo tan pequeñita es adorable y su particularidad es que tiene grabada en la base el significativo trigrama Chien que representa al elemento metal grande y atrae bendiciones celestiales. La llamada Kalachacra, rueda del tiempo o los diez poderosos plegados en uno es un poderoso mantra de la tradición tántrica tibetana (con profundas raíces budista pero de origen hindú) que visiblemente combina tres emblemas con siete sílabas semilla de gran valor espiritual, ellas encierran un profundo contenido externo, interno y alternativo. Los diez símbolos poderosos plegados en uno son: la flama – mente de la mandala que expresa iluminación y sabiduría, el disco – cuerpo de la mandala, la media luna – expresión verbal de la mandala (el disco con la media luna representan el cuerpo iluminado), Ham – buda masculino de la mandala (sabiduría iluminada), Ksha – buda femenino de la mandala (mente, palabra y cuerpo), Ma – palacio de la mandala (representa los puntos cardinales norte, sur, este y oeste según la visión kalachacra), La – simboliza al elemento tierra, Va – simboliza al elemento agua, Ra – simboliza al elemento fuego, y Ya – que simboliza al viento; también en el kalachacra se incorpora la sílaba A que aunque no se representa está implícita simbolizando al éter, ese espacio invisible que cubre todo lo que nos rodea; el anillo de fuego que rodea la mandala por la parte exterior representa sabiduría suprema. Los tibetanos consideran que su energía nos rodea como escudo de protección o amuleto redentor que nos protege contra daños físicos y espirituales facilitándonos ser mejores seres humanos y ayudándonos a crecer espiritualmente para alcanzar un mejor karma.

Después viene una pieza metálica de que contiene insertado por un lado un círculo obscuro que trasmite energía escalar, este aditamento es producto de la más avanzada nano-tecnología, fue desarrollado con minerales volcánicos y es producto de una colaboración bilateral entre científicos de Japón y Alemania, emite ondas magnéticas cuyas vibraciones son capaces de propiciar procesos de sanación corporal y ambiental así que añade a la ya potente cura el poder de equilibrar y limpiar las energías que lo rodean. Por ambos lados tiene a relieve la representación simbólica de un nudo místico que como les he dicho en otras ocasiones suelen incorporarlo en muchos artículos de feng shui por su propiedad de poner en contexto la idea de una acción continua o energía auto-regenerable.

La calidad del metal produce un sonido único en los seis tubos que tienen inscriptos el mantra de protección universal Om Mani Padme Hum, este conocido y espiritualmente inmensurable mantra contiene la esencia de las enseñanzas del buda Avalokiteshvara Bodhisattva que los chinos equivalan a Kuan Yin (Quan Yin o Guan Yin) la diosa de la compasión. Este mantra bendice el corazón y la mente de cualquiera que entre en contacto con él. Este mantra compasivo desarrolla nuestras cualidades positivas y aumenta de forma natural nuestra capacidad de dar y recibir amor, de sentirnos plenos y bendecidos, sencillamente por lo que somos, obras únicas y perfectas de la mano de Dios.

La pieza metálica circular central que impacta los tubos para generar las ondas sonoras tiene grabado por un lado las cuatro caligrafías características de las monedas chinas y por el otro la representación de los nueve trigramas. La moneda que sirve de contrapeso tiene por una cara los cuatro caracteres chinos y por la otra un bagua. Usar la representación del bagua o los trigramas ha probado ser efectiva como protección contra aquellas energías conflictivas que de repente entran a un sector con el movimiento de las estrellas voladoras.

Esta campana de viento de seis tubos es representante del elemento metal y una potente cura contra la aflicción generada por la parte negativa de la estrella de tierra cinco amarrilla.

Pueden colocarla donde se encuentre la ☆5 amarrilla. Igualmente es efectiva en los casos más problemáticos creados por la dos y en ocasiones los maestros también suelen aconsejar ponerla por ej: donde reside la estrella voladora número tres, en lugares donde deban esquivar flechas amenazantes, en la entrada del hogar para limpiar y suavizar las energías antes de entrar a su espacio, para contrarrestar el sha generado en casos específicos como si su puerta del frente da a un cementerio, en pasillos muy alargados, donde existan puertas alineadas, etc.

Las campanas de viento son magníficas activadoras en las orientaciones este y noroeste o donde residen las estrellas seis y siete cuando deseamos resaltar la presencia del elemento metal en un espacio.  

This entry was posted in .