Uso de la brújula – Compass use

 

Para definir la orientación correcta de las estrellas voladoras utilizamos una brújula; como cada dirección se subdivide en tres zonas al final encontramos que existen veinte y cuatro posiciones según la brújula para ubicar las estrellas voladoras.

Es fundamental que conozcamos exactamente la posición de la puerta principal para saber el tipo de casa que ocupamos, de donde nos vienen las energías positivas o negativas, donde podremos las curas necesarias para protegernos o donde activamos: la salud, el romance, la educación de los hijos, etc.

La brújula china o Lo P’an usada en feng shui suele ser un poco sofisticada para el uso y entendimiento correcto de la mayoría que no están acostumbrados a trabajar con este instrumento, ni conocen el idioma. La diferencia es que el compás de los chinos muestra sectores y no puntos específicos. De manera que no se compliquen la existencia con tecnicismos y utilicen la que tengan a mano, bueno… “que sirva”.

Cada una de las ocho direcciones (suroeste, oeste, noroeste, norte, noreste, este, sureste y sur) abarca cuarenta y cinco grados y cada una de ellas se subdivide en tres sectores, lo que nos da las veinte y cuatro orientaciones (24 montañas o casas). Es obvio que cada montaña abarca quince grados; sencillamente si dividen los trecientos sesenta grados que mide una circunferencia entre las veinte y cuatro montañas nos da quince (360º÷24=15º).  Abajo les insertare una tabla de referencia con los grados que abarca cada sector.

Sosteniendo el compás con ambas manos a la altura de la cintura y la espalda recostada en la puerta del frente, nivelen la manecilla con el norte y observen; la línea enfrente nos dará la posición del frente de la casa (facing direction) y esta será nuestra primera medida feng shui. La llamada “sitting direction” o donde está sentada la casa es exactamente la opuesta a la del frente, tan simple como eso, si la dirección del frente es Oeste² la posición sentada será Este²; sentada es la parte trasera de la casa, edificio o el espacio que va a analizar.

Para hacer el mapa de la casa y distribuir los sectores de los nueve palacios donde ubicaremos las estrellas voladoras párense en el centro del espacio, alineen las manecillas de la brújula con el norte y tracen líneas imaginarias que definan los puntos cardinales, pueden hacer pequeñas marcas que señalen las líneas divisorias de las orientaciones para que les sirvan de referencia en el futuro y no tener que repetir el proceso cada vez que cambien las energías. Al superponer las nueve zonas sobre el plano de la casa se excluirán aquellas estructuras temporales o que sean abiertas y/o expuestas al sol y la lluvia; deben incluirse los garajes que estén dentro de la estructura de la casa y tengan acceso directo a ella.

No pongan el compás sobre superficies metálicas porque las interferencias magnéticas harán que les dé una lectura errónea. Si la puerta es de metal aléjense de ella.   

 

 puntos cardinales

           

 

La dirección correcta de la entrada principal del Chi a su hogar según el compás nos dará la clave necesaria para aplicar un Feng Shui más completo y eficaz según el periodo en que fue construido su hogar.

Las estrellas voladoras de su carta natal guiándose por su número kua, las de la casa dependiendo del año que fue construida (si ha hecho grandes remodelaciones como cambiar techo, piso y puerta principal tomara este año como referencia) y las anuales son esquemas que los maestros de Feng Shui funden o trabajan de forma paralela o simultáneamente a la hora de darle los consejos pertinentes para lograr una aplicación profesional de Feng Shui.  .

Ojo: A veces, aunque sabemos que las cosas no son tan sencillas como parecen, tenemos que usar los recursos que tenemos a mano porque no todos tenemos un experto maestro de feng shui como vecino. En otras palabras, no tienen que comprar una extravagante, hermosa y cara brújula Lo P’an que después no sepan ni utilizar para tomar las direcciones de su espacio. Afortunadamente tenemos en el occidente compases muy precisos que hacen muy bien su trabajo y que están al alcance de su bolsillo. ¡Queremos generar armonía y bienestar, nunca se atormenten con pequeñeces!