En general

 

La clave de un buen feng shui es mantener todo limpio y ordenado, incluyendo los lugares menos visibles como los rincones y armarios o escaparates.

Un mal feng shui en el interior de nuestra vivienda puede desencadenar un efecto domino de sucesos desafortunados debido a que las energías indeseadas fuera de control afectan la salud, la economía y/o la armonía familiar.

Las áreas verdes alrededor de su hogar también son parte de la casa, organice las cosas almacenadas, quite el desorden apilado, ramas amontonadas y reemplace o deshágase de las plantas muertas o enfermas.

Lo más  relevante que siempre debemos tener presente es que debemos enfocarnos en equilibrar las energías para lograr un buen feng shui en las habitaciones donde transcurrimos la mayor parte del tiempo, como las áreas comunes.

El feng shui afecta e involucra a todas las habitaciones, por ende todos los residentes de la vivienda; la diferencia es que el mal feng shui puede afectar más a unos que otros dependiendo de la posición de los astros el día de su nacimiento o la influencia de los elementos sobre usted de forma personal, teniendo en cuenta su número kua.

 

Aciertos

 

Eche un vistazo a la estructura de la casa para chequear el feng shui e inspeccione las áreas críticas primero: la puerta principal, su dormitorio y la cocina, trate de localizarlas o reubicarlas en una de sus cuatro áreas favorables según su número kua.

 

Enfóquese en las habitaciones donde transcurre la mayor parte del tiempo.

 

La entrada principal debe estar limpia y despejada sin desorden ni obstáculos de ningún tipo que impidan la libre circulación de las energías.

 

Es relevante que tengan presente que las escaleras de caracol no son indicativo de un buen feng shui por más elegantes y suntuosas que parezcan por la sencilla razón que actúan sobre el espacio como un sacacorchos o corkscrew que succiona la energía positiva o Chi del espacio circundante (es como tener un hueco en el bolsillo). La opción preferible seria remodelar, sino es una disyuntiva viable por cualquier razón pueden neutralizar con plantas grandes de hojas redondeadas alrededor y sería estupendo si pudieran incorporar como parte de la decoración una especie de estanque con plantas debajo de la escalera. 

 

Las plantas en maceta serán de utilidad cuando su perfil de nacimiento no necesita agua.

 

Las tuberías de desagüe nunca deben quedar expuestas (peor en el frente), puede cubrirlas u ocultarlas con decoraciones o plantas.

 

Mantenga las cosas funcionando en óptimas condiciones y reemplace o deseche lo roto o inservible.

 

Los espacios desocupados, vacíos y con telarañas almacenan energía negativa, esto afecta el resto de la casa y sus habitantes pueden padecer problemas de salud.

 

La suciedad y las cosas hacinadas (apiladas o amontonadas) estancan y envician el chi, dentro y alrededor de la casa, esto por supuesto incluye jardines y patios.

 

Deshágase de plantas muertas, caídas o enfermas.

 

El olor a humedad y podrido es símbolo de un chi estancada e insalubre.

 

Abra periódicamente puertas y ventanas para que circulen las energías limpias libremente dentro de la casa.

 

Deje entrar el sol, sobre todo en lugares donde necesita la presencia del elemento fuego.

 

Cambie toallas y ropa de cama periódicamente para que huelan fresco y limpio.

 

Use aromatizantes sobre todo en los baños que eliminen olores nauseabundos o desagradables.

 

La sal es buena para limpiar, sus cristales absorben las energías negativas y purifican el ambiente.

 

Puertas o ventanas con vista a las luces de neón del alumbrado público causan peleas familiares y la degradación de su relación, inducen temperamento agresivo que puede agravarse cuando existe la influencia de otros factores como construcciones, entonces podrán generarle problemas de visión, circulación e infecciones de la piel.

 

Lapsus

 

Las lámparas de sal  estilo Himalaya son muy bonitas pero tienden a absorber las energías a su alrededor, incluyendo las nuestras (nos debilitan); no tiene el mismo poder de limpieza que la sal y son más  dañinas que beneficiosas porque succionan las energías positivas de la habitación.

 

Las puertas no deben rechinar ni tener telas de arañas.

 

No deje puertas ni ventanas rotas o agrietadas, esto afecta sus finanzas.

 

No tenga los cables esparcidos en todas direcciones, póngalos en un organizador de cables o en tubos o aun mejor, tapeados u ocultos a la vista.

 

Evite exceso de muebles, adornos o cosas amontonadas que obstaculizan el libre flujo del chi.  

 

No mantenga cristales, adornos o utensilios de vidrio rotos o astillados.

 

Cambie los focos quemados o quebrados, cuando parpadean.

 

No permita goteras ni salideros de ningún tipo, en feng shui este es uno de los principales indicativos de carencias económicas.

 

No deje estancar las energías en las esquinas, todos los espacios deben ser ocupados y activos para mantener la energía en movimiento, use plantas, luces, etc

 

No tiene que arreglar lo que no está roto, o sea, no tiene que hacer cambios innecesarios en las orientaciones positivas. El feng shui se trata de equilibrio y a veces más es menos, recuerde que los excesos también crean desequilibrios.

 

Reduzca al mínimo la presencia del elemento agua en la zona sur de su casa; esta es el área que apoya su autoestima, es vital si usted está en búsqueda o comenzando una nueva carrera. El exceso de agua en el sur puede ser destructivo, si tiene un toilette aquí ponga adornos o decoraciones (toallas, cortinas, alfombras, etc) en tonos de colores que entren en la gama del rojo.