Hijos – Children

 

Cuando hablamos del oeste entramos en el sector que toca a la creatividad y lo relacionado a la suerte de los hijos de manera general. Las energías de esta área son adecuadas para negocios que trabajen con metales, finanzas y contabilidad.

 

La zona es representada por el trigrama (Tui) lago, específicamente es el sector donde trabajaremos las energías que interfieren en los logros de la hija menor. Es bueno resaltar que en el período ocho aquí reside una estrella negativa que genera violencia y lesiones con metales.

 

Este sector es correspondiente al elemento metal pequeño por lo que cualquier adorno que sea o simbolice el metal es adecuado. Por ejemplo: campanas de viento, cristales, estatuas, un par de elefantes, etc. Si usted está embarazada puede activar el oeste de su habitación con un Wu Lou (calabaza) de metal o una lámpara pequeña. Puede usar el color blanco o tonos dorados y plateados. Los elementos tierra son bienvenidos, cuidado con el exceso de agua recuerden que el agua oxida al metal y eviten el fuego como velas, el color rojo y luces intensas (o demasiadas).

 

Cuando pensemos en cambiar las energías de un sector siempre chequearemos y curaremos las malas energías antes de activar las positivas. Para que tenga resultados concretos en feng shui usted debe conocer su número Kua. Use la tabla Kua y según el diagrama de su número Kua encuentre sus direcciones positivas y negativas. Usted siempre debe tener presente que no hay nada más  importante que sus orientaciones personales. Después tomara en cuenta la información que encontrara la página sobre las estrellas voladoras anuales. Es importante estar al tanto del movimiento anual de las estrellas voladoras pero nunca haga cambios sin asegurarse de que no afectan sus orientaciones natales.

 

Es decir, digamos que usted decide activar el oeste porque las estrellas voladoras le dicen que en este año en el sector reside la estrella que propicia desenvolvimiento económico. El hecho es que según su carta natal su número Kua es tres, por lo tanto en el oeste esta su peor orientación, o sea, “Jue Ming (JM), Pérdida Total o Total Loss”.

Como lo indica el nombre, la energía de esta dirección es la peor que existe y genera grandes pérdidas; el activarla de manera negligente puede acarrearle desgracias fatales en vez de los beneficios que esperaba. En este caso no se aconseja el uso de elementos de metal ni tierra, es imponente la presencia del agua y en caso extremo destruir con fuego. Use prudencia y no siga ciegamente las predicciones generalizadas.

 

* Los problemas familiares generalmente emergen en los periodos bajo la influencia de la estrella número tres y los conflictos se desbordan en las ocasiones donde coinciden en un mismo sector las aflicciones provocadas por la tres y la dos, siendo peores cuando caen en los dormitorios o en la sala de estar.  Sin lugar a duda la mejor cura feng shui en esta situación es la introducción del elemento metal. Recuerden que la calidad es vital, algo como la poderosa campana de siete metales con el poderoso mantra tibetano “om mani padme hum”.