Sobre nosotros – About Us

Comencé a adentrarme en el mundo del Feng Shui en el 2002, soy química y salí de mi país natal (Ciudad de la Habana, Cuba) en 1989. De dónde vengo el conocimiento sobre la cultura China no iba más allá de su gastronomía básica: el arroz frito, las bolitas de queso, chop suey, el pollo agridulce, etc. Mi primer conocimiento sobre sobre la cultura asiática fue basado en los viajes de Marco Polo. Así que de repente, buscando conocer más allá sobre la influencia del cosmos en nosotros, sobre las energías que nos rodean y sus influencias en nuestro plano existencial que era evidente iba más allá del físico y del contraste entre mi base cultural ideológica impuesta por el régimen y mi pasión por la ciencia y mi tendencia a creer solo en lo que es visible y palpable, descubrí el Feng Shui.

El Feng Shui dio un giro de 360° a mi percepción de muchas realidades y se ha convertido en un estilo de vida. Como no es una secta religiosa, no hay que convertirse ni te impone cambiar tus creencias. El Feng Shui habla de armonía, de cómo equilibrando el yin y el yang podemos lograr equilibrar nuestro mundo interno con el entorno. El equilibrio de estas potentes energías genera un ambiente positivo que propicia salud, felicidad y prosperidad. Lo mejor es que esta manera de ver y vivir la vida desencadena en nosotros acciones y sentimientos que propician un mundo mejor.  

Subpages